Se trata introducire el estudiante a la investigación bíblica, partiendo de autores reconocidos. La parte central es el estudio y la práctica de los métodos histórico-criticos completados con un acercamiento a la simbología del hebreo, desde los significados de las letras y palabras hebreas comparadas entre sí y en el contexto del tiempo y la comunidad que las transcribieron.